30 julio, 2010

226- Otro sueño

Otra vez vengo para sorprenderlos con un suceso onirico de hace unos dias. Uno que considero peor que el de la rebelion en Rodriguez y los mensajes de revolucion por la radio.

Posiblemente no se comprenda la amplitud del sueño para aquellos que no jueguen frecuentemente, asi que voy a acompañar el corto relato con algunas imagenes.
En el comienzo me vi parado, ahi entre galpones desiertos. No entendia que hacia ahi, ni como habia llegado, lo unico que entendia era que era el chabon del Prototype.


Personaje que puede tirarse de los edificios y hacer un agujero en el piso sin hacerse daño y manejar unos apendices que a veces moldea a su voluntad para romper todo. Si, todo un groso, pero como todo personaje tiene su defecto, en su caso este no sabe que carajo le pasa, como carajo llego ahi y que carajo es lo que tiene, como yo en el sueño. Prosigamos con el relato. La cosa es que me encontraba ahi parado y no entendia que hacer, suponia que de alguna manera habia sido traido contra mi voluntad y que deberia escapar, quizas usando la fuerza bruta.
Investigando el lugar escucho varias cosas que se acercan. Al darme vuelta veo a mis atacantes....... velocirraptors. Si, los mismos de Jurasic Park. Atacando en manada. Recibo un par de mordizcones y pisotones hasta que logro escapar. Para ese entonces tenia la barra de vida demasiado reducida (si, tenia barra de vida). En ese momento al ir atras de un galpon encuentro a varios de estos especimenes que notan mi presencia y se disponen a repetir los actos de los anteriores. A estos les tuve que atacar, mientras enfrentaba a uno me di cuenta de que los otros dos me rodeaban. Pense que el juego de mi mente no podia lograr que hicieran una batalla tactica de esa forma, sin embargo lo hacian. Uno a uno van cayendo mientras mi estado se ve mas y mas comprometido. El ultimo enemigo que quedaba en pie estaba posicionado atras de una caja, pense que podia saltar y atacarme. Despues pense que para que salte sobre la caja y ataque mi cabeza directamente tenia que tener una programacion demasiado copada, por lo cual si se daba eso merecia arrancarme la cabeza. El animal choco contra las cajas sin poder hacer nada, termine con su padecimiento a los tiros (no se de donde saque el arma).
No me quedaba mucha vida y tenia que recuperarme, asi que despues de la pelea recurri al metodo mas util del mismo juego del que provenia. Absorber a los velocirraptores uno a uno incorporandolos a mi cuerpo para recuperarme (cosa que el personaje del juego hace con la gente y a la vez toma su forma para pasar "desapercibido"). En el proximo galpon lleno de enemigos en el que me meti comence a pisar una a una la cabeza de estos seres incorporandolos a mi cuerpo y cargando mi barra.
Y por alguna puta razon de la vida me despierto en ese momento, en liniers, como la vez anterior.
En fin parece que cagarme tanto de risa con los grupos de facebook sobre estos dinosaurios afecta mi psiquis, y ni hablar sobre los juegos con personajes casi invencibles.

No los agovio mas con este relato estupido, me retiro.

1 comentario:

Natalia dijo...

Aceptalo: en Liniers toman lugar los sueños posta (tengo que subir el mío).